Festival de nuestra letra más castiza

Festival de nuestra letra más castiza

Festival de nuestra letra má castiza

Bienvenido sea el Festival Eñe. Ante la incidencia masiva de mensajes cortos vía teléfono móvil y el abordaje diario de correos electrónicos escuetos y directos a la yugular, resulta raro encontrar un entorno en el que dar cabida a los poemas y las historias de siempre. Es más, hallar un acontecimiento cultural y/o de ocio en el que se contemple tal posibilidad hoy en día puede parecer un tanto complicado. Sin embargo, lo hay.

Este fin de semana (12 y 13 de noviembre) se ha celebrado la segunda edición del Festival Eñe en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En ese sentido, conviene destacar que se trata de un acontecimiento literario en el que participan diversos escritores, editores, artistas y críticos de la esfera actual; a los que se ofrece la posibilidad de leer poemas, contar cuentos e historias de las de siempre, participar en conferencias y charlas, tomar parte en lecturas públicas,… incluso en horario de madrugada, y  todo ello con la literatura y el arte de por medio…

Evidentemente, “este festival de nuestra letra especial” hace honor a una realidad que parece haberse desdibujado hace tiempo del panorama actual, puesto que la oferta de ocio nocturno suele tener poco que ver con el análisis del arte en todas sus facetas. Es más, por lo común, la posibilidad de salir a tomar una copa no se asocia con tan “elevados menesteres”, por lo que la celebración de este acontecimiento constituye toda una oportunidad para los entusiastas de la mente creativa.

Ahora bien, de cara al próximo año; si la moda de este festival nuestro se traslada a otros países no hispanohablantes, ¿Cómo lo llamarán? Y es que existen asuntos que fueron, son y serán puramente españoles; lo cual queda reflejado a través de la tan nuestra, más emblemática y no menos adorada letra eñe.

Igualmente, esa tradición de la tertulia literaria es algo también muy nuestro, pues desde la Generación del 27 hasta nuestros días se ha conseguido mantener esa “manía” especial por las reuniones “alternativas”.

Sin Comentarios

Deja tu comentario