Máquinas vendedoras de libros

Máquinas vendedoras de libros

Hace un poco más de un año se implementaron en el país las máquinas expendedoras de libros que sirven para fomentar la lectura en la sociedad. El mayor beneficio que tienen estos artefactos sobre la población, es que no requieren de hacer una larga fila para poder obtener una obra literaria. Sólo es necesario tener monedas o billetes para insertar en el dispositivo, y luego, caer en la lectura del ejemplar elegido.

El mecanismo es el mismo que se puede observar en las bebidas o alimentos, pero en lugar de tener esos elementos, tienen ediciones de autores diferentes. La mayor cantidad de usuarios que lo suelen utilizar son aquellos que pasan mucho tiempo en el subte o en el ferrocarril. En aquellos largos viajes, un buen libro siempre es un buen compañero para que se pase de una manera más veloz.

El precio de cada objeto es el mismo del que una persona puede conseguir en una librería normal, situada en cualquier paseo de compras. En cuanto a los títulos que allí se pueden observar van variando una vez por mes, para que se tenga una actualización acorde a lo que dispone el mundo de la literatura moderna.

Sin Comentarios

Deja tu comentario