¿Cómo es un buen profesor?

tutoria

Un profesor, es esa persona que recuerdas desde pequeño. Qué te enseña lo que no conoces y lo que conoces mal.

Para ser un buen profesor tienes que disfrutar con tu trabajo, tienes que emanar una especie de energía contagiosa. Tienes que dar la asignatura que te gusta o te motiva. Si tienes problemas con tus alumnos tienes que dialogar con ellos lentamente y no pasar de ellos como si de otras personas se tratase. Son tus alumnos.

Es muy importante buscar comunicación con los padres. La colaboración entre profesores y los padres de sus alumnos tiene que ser  buena para que el niño alcance sus objetivos para llegar a su meta.

Los profesores con mucha experiencia  crean varios mecanismos  de comunicación para que los padres puedan mostrar sus preocupaciones y al revés. Cuando padres y profesores presentan un grupo unido, es más probable que el alumno encuentre su camino a seguir.

Te damos algunos consejos para ser un buen profesor de primaria.

Los alumnos notan las buenas cualidades de su profesor. En base a su forma de enseñar las cosas y  de emitir los mensajes, la clase será más entretenida o menos.

Ser un buen profesor no es nada fácil. Hay que ser riguroso en los comentarios. Y explicar todo con detalle. A continuación, os mostramos unos pasos para ser un buen profesor:

Es muy importante  ceñirse al programa académico pero no hace falta que sea al pie de la letra. Para ser un óptimo profesor es muy importante darle relevancia  a un programa que está pensado para enseñar a los alumnos todo lo que deben saber y conocer para estar en la media nacional.

Es muy importante que los maestros,  conozcan libros para fomentar la lectura entre los alumnos y que puedan entregar copias para que aprendan más sobre la materia y el temario.

Es posible que tengas miedo a equivocarte cuando empiezas a ser profesor.  Un profesor  bueno premiara a sus queridos  alumnos que saben reconocer que ha cometido un error. Y también motiva a los que no lo ha hecho también.

Es muy importante que intentes dar clases particulares a cada alumno.  No todos los alumnos tienen  el mismo nivel.   Cada uno tiene sus dificultades y diversas motivaciones y distintas  habilidades.

Un buen profesor acepta consejos de otros profesores.  Les gustaría aprender  lo mejor de cada compañero y así llegar a ser un buen profesor y conseguir que los alumnos disfruten mientras aprenden conocimientos varios.

Muy importante también, es la dedicación  y el tiempo por cada alumno.  Las clases de apoyo extra son muy importantes. Intenta que tus alumnos te pidan tutorías y demás. En esas clases tiene que intentar explicarles lo que no llegan a entender en clase.

Una de las frases que dicen muchos profesores es que el que se ha dedicado varios años a la enseñanza puede decir que este es más que un trabajo cualquiera, es un estilo de vida bueno. Ser profesor envuelve un enorme puesto de  responsabilidad, por ello, y todo lo descrito anteriormente te los define.

Para ser profesor se nace,  es muy difícil que te dediques a la educación de niños pequeños y no lo lleves soñando desde niño. Ya que si no te gustan los niños es muy difícil que luego te guste la profesión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies